Home / Articulos  / Opinión: ¿Veremos un Madrid-Barsa de LaLiga en exclusiva en Twitch dentro de poco?

Opinión: ¿Veremos un Madrid-Barsa de LaLiga en exclusiva en Twitch dentro de poco?

Si, ya se que la pregunta así dicha y sin un contexto apropiado puede llevar a pensar que estoy loco. Pero quiero creer que el razonamiento que me ha llevado a plantearme semejante pregunta tiene

Twitch esports

Si, ya se que la pregunta así dicha y sin un contexto apropiado puede llevar a pensar que estoy loco. Pero quiero creer que el razonamiento que me ha llevado a plantearme semejante pregunta tiene una razón de ser y el lector juzgará al final de este texto si efectivamente se me ha ido la cabeza, o por el contrario estamos ante un panorama que da vertigo.

 

Todo esta idea empieza a rondar en mi cabeza el 16 de Febrero, asistiendo a la charla de Gamelab Esports. En ella, casi al final, en la última charla, cuando ya casi todo el mundo se estaba yendo (yo por circunstancias profesionales, estaba llegando…), se hace una pregunta más que interesante a Miguel Angel Paniagua (por cierto, un acierto y una delicia escuchar hablar a este periodista deportivo sobre esports). En esa pregunta se comenta que medios como Facebook o Amazon habían pujado por los derechos de retransmisión de la Premiere League. La verdad es que sin resultar nada descabellado si uno lo piensa fríamente, si me sorprendió que no se me hubiera pasado por la cabeza, con lo cual comencé a indagar sobre el tema.

 

No es el objetivo de este texto pormenorizar sobre este hecho, pero si uno busca mínimamente por la red de redes, encontrará abundante información al respecto. Aquí un simple ejemplo. El caso es que Amazon, Facebook… e incluso Netflix habían intentado pujar por los derechos de retransmisión de la Premiere League. Finalmente, se les prohibió su participación, pero como bien apuntaba Paniagua en la respuesta, no les podrán contener durante mucho tiempo. Por cierto, que la venta finalmente se produjo por valor de £4.46 billones, en comparación con los £5.14 billones de 2015 (con algunos paquetes aún por vender y que parece que no encuentran vendedor). En otro momento veremos si esta bajada puede tener algún tipo de relación de los esports, aunque igual sería un poco presuntuoso pensar eso ahora mismo.

 

 

Con mi mente en ebullición, se empiezan a esclarecer algunas ideas y a tomar sentido noticias que antes me habían pasado por la cabeza, sino desapercibidas, si que no les había dado importancia. Unos días antes, el 13 de febrero, leía en Expansión que se cerraba finalmente el acuerdo entre MEDIAPRO y el grupo chino Hontai Capital por valor de 900 millones, con un claro objetivo de ayudar a financiar la compra de los derechos de LaLiga, licitación que será abierta en breve para los próximos tres años y que ya se estima en aproximadamente 1.300 millones de euros. Y si, hablamos de la misma MEDIAPRO que tiene a la LVP. En este caso, de momento, se desconoce si los Facebook, Amazon o Netflix querrán pujar por estos derechos, pero el hecho de que MEDIAPRO se haya tenido que desprender del 53% de propiedad de su compañía para que el grupo chino inyecte dinero para poder financiar estos derechos y otros (como la champions), desde luego es bastante sintomático.

 

El último punto que acabó de llevarme a afirmar semejante titular para esta noticia fue de lo más tonto. Desde este mismo medio hemos hablado en muchas ocasiones de cómo Twitch ya ha hecho sus pinitos no sólo con retransmisión de videojuegos, sino con algunos deportes en Estados Unidos. Sin embargo, quiero achacar que debido a la cantidad de cosas que tengo en la cabeza últimamente, no fue hasta que publiqué un post en LinkedIn y obtuve una respuesta que no me acordé de tal hecho. Esa respuesta me recordó lo que era obvio, un dato objetivo,  y mi mente ya había guardado en algún lugar recóndito.

 

 

Con estos elementos y esta situación, creo que ahora cobra más sentido, o por lo menos no parece tan descabellado que me plantee esa pregunta, ¿Veremos un Madrid – Barsa en exclusiva en Twitch?

 

Los videojuegos para Twitch (por si hay algún despistado, comprada por Amazon hace 3 años por cerca de $1 billón) sólo son el comienzo, lo mismo que las series para Netflix y las redes sociales para Facebook. Hoy Twitch ha sido capaz de pagar $90 millones por los derechos durante dos años de la Overwatch League. ¿Quién dice que no podría pagar 1.000 millones de euros por la los derechos de la liga de futbol española si le dejaran? De hecho la estrategia sería ideal, y difuminaría por completo la ya de por si delgada línea entre los deportes convencionales y los esports, por mucho que algunos aún sigan viéndolos como agua y aceite, a pesar de los temas legales que habría que tratar.

 

El problema de los deportes tradicionales es que están perdiendo audiencia. No lo digo yo, lo dice Newzoo y otros informes, aunque como siempre hay que saber leer entre líneas. No van a desaparecer ni mucho menos, pero es evidente que el cambio generacional está pasando y se irá acrecentando con el paso de los años. Esos deportes tradicionales, a pesar de las nuevas tecnologías, se las están viendo y deseando para tener cabida en las nuevas plataformas. Las televisiones tradicionales que tienen esos derechos están como locas por poder hacer streaming en tablets, móviles y todo dispositivo tecnológico que tenga una mínima pantalla, como si se trata de un display en un microondas. Y no lo consiguen. Sus espectadores no están en esos dispositivos, están en la caja tonta, que sí, sigue siendo tonta, pero algo hará que no les sacan de ahí ni a tiros. Y gracias, porque sino otros elementos, como la radio, dejarían de existir, aunque eso es objeto de otro debate.

 

 

Por su parte, a los esports les está pasando al contrario. Su medio natural es Twitch, Youtube, Caffeine, herramientas que permiten interacción, bidireccionalidad, contacto con otros fans en tiempo real, que medios como la televisión tradicional no van a poder tener nunca. De hecho, cuando se ha querido llevar los esports a la televisión tradicional, no ha funcionado. En España varias cadenas lo intentaron hace unos años y fracasaron. Movistar lo intentó con LoL y no le funcionó.

 

Ahora bien, hay un nexo de unión que cada vez veo más claro y que aunque los que estamos en el mundo de los esports nos empeñamos en decir que no lo son estrictamente, vamos a tener que empezar a darles la relevancia que pueden llegar a tener, sino como esports como tal, si como nexo de unión entre los esports y los deportes tradicionales, para que todos juntos puedan convivir en armonía y compartan más elementos de los actuales. Hablo de los esports que simulan deportes, ahora llamados e-Games por algunos: los SimRacing por ejemplo. Son esports, funcionan en Twitch o Youtube (no tanto como otros, pero funcionan), funcionan en canales como Movistar + (no tanto como la F1 o MotoGP, pero funcionan) por aquello de que sus mecánicas son fáciles de seguir y son la clave para unir a generaciones. Y esto va a ir a más, le pese a quien le pese.

 

Y no nos engañemos, con la tecnología evolucionando como lo hace hoy en día, canales como Twitch, o el que le tenga que hacer competencia en el futuro, serán la base para distribuir deportes convencionales más allá de videojuegos o esports. Las posibilidades de la tecnología son infinitas y especialmente lo modelos de monetización que ofrecen pueden atraer a mucha gente. Asistiremos en breve a un tipo de plataformas con contenido mixto importante. Twitch tiene una gran ventaja que hace que las televisiones no puedan competir nunca con este modelo: el contenido lo generan los usuarios. ¿Quien puede competir contra eso?. Sin embargo, esto no significa que Twitch quiera renunciar a otro tipo de contenidos aunque le cuesten dinero, porque le va a seguir sacando rentabilidad. Su habilidad ha sido saber arrancar con un modelo de negocio que les ha permitido tener esa posición de privilegio hasta llevarles a un punto en el que ahora puede tratar de tu a tu al resto y hacerse con su parte del pastel, cosa que otros no podrán hacer con ella.

 

¿Cómo sería una plataforma que genera cientos de horas de contenidos de diversas temáticas en base a sus usuarios, pero que les permite monetizar ese contenido, y que a la vez puede traer los derechos del futbol español para que más gente y fans generen contenido alrededor de ellos? ¿Alguien piensa que un chaval de hoy en día no vería un Madrid – Barsa por Twitch? ¿Alguien piensa que un padre de familia típico, seguidor de uno de los dos equipos, no vería el partido en Twitch aunque hoy no sepa ni qué es eso? Imaginemos las rivalidades y los debates deportivos de un Madrid- Barsa (y hablamos de la rivalidad bien entendida, la violencia y otras acciones imperdonables las trataremos en otro momento, porque si, el futbol tiene violencia, más que los videojuegos) trasladados a Twitch, con posibilidad de interacción en tiempo real, posibilidades de monetización por parte tanto del productor del contenido como del propio espectador, posibilidad de unir generaciones digitales con analógicas, millenials con otras generaciones… Un mundo de posibilidades al que Twitch y otras similares no van a renunciar, se ponga quien se ponga por delante, y al que ya están apuntando.

 

Así pues, preparémonos, porque nos guste o no, esto va a pasar. No soy de los del “ya te lo dije”, pero como se que este post puede crear opiniones encontradas, lo voy a guardar a buen recaudo para sacarlo algún día. Puede que no sea mañana, puede que tampoco pasado ni dentro de 1 o 2 años. Pero no está muy lejano el día que pueda decir que ya lo había visto venir… o al menos eso creo.

ETIQUETAS NOTICIA:

respinosa@rafaelespinosa.es

15 años de experiencia en el sector de videojuegos y contenidos digitales. Apasionado de los eSports y de la evolución de los videojuegos a todos los niveles: cultural, modelos de negocios, tecnología....

Puntuar información

HAZ UN COMENTARIO