Home / Entrevistas  / Hablamos en profundidad con los responsables políticos del Proyecto de Ley de Esports en Argentina

Hablamos en profundidad con los responsables políticos del Proyecto de Ley de Esports en Argentina

El pasado 23 de Abril se anunció que el gobierno de Argentina presentaba un Proyecto de Ley para regular los esports en el país. Una noticia que generó cierta polémica por alguno de sus artículos

Argentina Proyecto Ley Esports

El pasado 23 de Abril se anunció que el gobierno de Argentina presentaba un Proyecto de Ley para regular los esports en el país. Una noticia que generó cierta polémica por alguno de sus artículos propuestos en relación a la violencia en algunos juegos. Desde este medio nos quisimos poner en contacto con los responsables de esta iniciativa, al igual que hicimos en su momento con la Propuesta no de Ley del partido político Ciudadanos presentada en España.

 

Afortunadamente, y a pesar de la distancia y las apretadas agendas, en esta ocasión tuvimos más suerte y desde luego mucho más interés por parte de los representantes argentinos a la hora de responder a nuestras dudas y clarificar los aspectos más llamativos del proyecto. Vaya desde aquí nuestro agradecimiento por adelantado al tiempo dedicado por Gabriel Janeiro Parache a la hora de ponernos en perspectiva del por qué de este Proyecto de Ley y sobre todo por darnos una panorámica con la que entendemos que nuestros lectores comprenderán mejor ciertos aspectos de la mencionada ley.  Sin más, podéis encontrar a continuación la entrevista.

 

ENTREVISTA

 

eSports Bureau: ¿Por favor, puede presentarse y decirnos quién es y a qué se dedica?

Gabriel Janeiro Parache: Mi nombre es Gabriel Janeiro Parache, trabajo con el diputado nacional Hernán Berisso, formando parte del partido Propuesta Republicana, más conocido como PRO dentro de nuestro país, y que actualmente es el partido en el gobierno mediante la alianza electoral Cambiemos. Yo trabajo directamente para él en el Congreso de la Nación Argentina donde actualmente contamos con la mayoría simple o primera minoría.

 

EB: ¿Porqué surge esta iniciativa, a raíz de qué necesidad se contempla hacer este Proyecto de Ley para los esports?

GJP: La propuesta surge de los diputados del mismo espacio político del gobierno, no así del gobierno argentino como tal. La necesidad en sí viene por el simple hecho de que son una de las tantas cosas que no están reguladas en nuestro país, con un vacío legal en los deportes electrónicos (nosotros en nuestro congreso nacional no podemos tipificar con otro idioma que no sea el idioma oficial, por lo tanto el término esports no es aplicable),  Sencillamente es un ámbito en total crecimiento, que está totalmente “desregulado”, no existe forma ni marco normativo que se asemeje siquiera, por lo cual no se le puede encasillar dentro de lo jurídicamente legal en nuestro país.

 

Esto quiere decir que la mayoría de los chicos o no tan chicos que practican este deporte de forma “profesional” (nótense las comillas), no lo hacen como tal, y ahí hemos tenido muchas discusiones con las asociaciones, ya que no podemos considerarlo profesional en nuestro territorio nacional en tanto en cuanto no haya un marco legal que así lo determine.

 

A ello apunta este proyecto y también apuntamos a emparentarlo directamente con el deporte tradicional por el hecho de que estamos totalmente convencidos, y en lo que es la fundamentación del proyecto lo mencionamos, que esto es necesariamente hacia lo que avanzan los deportes y hay ejemplos en Asia. Creemos que es un nicho muy importante, un espectro de la sociedad desatendido, que necesitan tener respaldo del estado con todas las garantías que ello implica y al emparentarlo directamente a la Ley Nacional del Deporte le damos muchísimas facultades, espacios, ámbitos, controles, cosas que hoy en día no existen. Hoy en día la mayoría de las competiciones que se realizan tienen casi nulos parámetros de seguridad y nulos parámetros jurídicos, porque no existe cómo. No existe una forma de encuadrar esto legalmente para que se practique de forma totalmente segura, controlada, equipos que realmente lo sean y no un grupo de amigos que se juntan para ganar un premio en efectivo (con todo lo que eso conlleva). Esto fomenta que se desarrolle un mercado de una forma poco transparente.

 

 

EB: Ha mencionado a las asociaciones y este es un punto que nos interesa. Desde el sector siempre hemos estado a favor de una regulación pero que se cuente con los agentes endémicos para tener la base de conocimiento necesaria. Nos consta que han hablado con AADE, pero también que la propuesta original de la asociación no incluía ciertos aspectos que hay en la propuesta actual y que pueden generar polémica. 

GJP: Esto es así. Desde nuestro despacho nos hemos reunido con AADE y hemos mantenido un contacto con ellos porque tomamos una base de una propuesta que ellos hicieron. Era una propuesta sobre la necesidad específica del sector o desde la visión específica del sector, pero no así algo que comprenda y se asemeje a lo que legalmente se puede establecer en nuestro país. Imagínese que ya desde el título teníamos un problema legal, jurídicamente nosotros no podemos presentar un Proyecto de Ley que regule los “esports” porque como tal no se puede admitir por el idioma. Ahí hubo obviamente una serie de modificaciones para que esto se encasille dentro de las posibilidades y de los requisitos propios  de la normativa legislativa de nuestro país.

 

EB: Al hilo de su propuesta como deporte, en España hemos tenido iniciativas similares, por ejemplo en Canarias, donde no ha llegado a salir adelante porque algunos partidos políticos consideran los deportes electrónicos algo diferente al deporte tradicional, más orientado al entretenimiento, tecnología y espectáculo. Nos gustaría saber porqué creen que son un deporte y si este Proyecto de Ley también puede tener matices  o elementos no sólo del ámbito deportivo sino de esos otros ámbitos comentados.

GJP: Obviamente esto es algo muy integral como también los son los deportes tradicionales, que también están teniendo grandes modificaciones. Aquí en Argentina si uno mira el registro de deportes reconocido como tales se pueden encontrar con cosas muy curiosas. A nivel mundial el ajedrez se considera un deporte. Aquí en Argentina se está hablando mucho de lo que es el deporte como tal y el deporte físico, hay que hacer una diferenciación y no necesariamente quedarnos con esa postura de que el deporte es solamente lo que implica algún desgaste físico o alguna aplicación directa de lo que es el rendimiento físico. Y el ejemplo más claro es el ajedrez, porque requiere cierto nivel de entrenamiento mental, táctica, coordinación como entendemos que son también los deportes electrónicos.

 

Más allá de que sea una persona sentada en una silla actualmente, hay que hacer una ley pensando hacia el futuro. Esta ley cuando sea aprobada, con la modificaciones que pueda tener, ha de perdurar en el tiempo, con lo cual tenemos que tratar de ser lo más amplios posible y más teniendo en cuenta los avances en Realidad Aumentada, 3D, Realidad Virtual, que van a generar muy probablemente que en el corto tiempo el deporte electrónico genere rendimiento físico. Por poner un ejemplo que apunta en esa senda jugar con una Wii jugando al tenis ya se requiere utilizar el cuerpo. Los juegos de simulación están en auge y hacia eso apunta el hecho de que esta ley se emparente directamente al deporte.

 

EB: Estamos hablando de regular el sector porque no hay una ley específica. En otros países, España por ejemplo, la situación actual permite regular el sector sin esa ley específica en base a otras leyes actuales. El ejemplo más claro es que los jugadores son contratados en un régimen laboral de empleo normal. Los equipos son entidades legales o asociaciones. No son contratos como los de los equipos de deportes pero hay mecanismos para no incurrir en ilegalidades. ¿No se puede hacer esto en Argentina?

GJP: En nuestro caso cualquier otro instrumento legal que se utilice es totalmente incorrecto. Esto se demuestra por el simple hecho de que no hay equipos profesionales constituidos en el país sino que la mayoría están fuera del país por este vacío. Además, el AFIP, el organismo recaudador tributario de nuestro país, no tiene en su tipificación una actividad económica como ésta. Cuando alguien quiere darse de alta con su clave única tributaria no existe nada que se emparente a los deportes electrónicos, no hay un instrumento adecuado y lo que se hace son salvoconductos muy poco claros y muy poco profesionales.

 

 

Acá el deporte es muy distinto a como es en otros países. Acá no hay clubes privados, son asociaciones, no tienen un dueño ni pueden tenerlo siguiera, por lo cual es un marco regulatorio bastante diferente de cómo puede ser el resto del mundo.

 

EB: Llegamos a la pregunta comprometida y que más polémica ha generado: ¿Por qué esa diferenciación en algunos artículos hablando de juegos violentos? No queda muy claro qué se entiende por juego violento o qué no y hay alguna categoría de juego no incluida en esa definición ¿Por qué esa salvedad en cuanto a juegos violentos y en base a qué?

GJP: Lo primero que hay que decir es que esto está pensado para las generaciones actuales pero esto lo van a aprobar, o no, personas que tienen en promedio 50 años mínimo, por lo cual aquí tenemos un tema generacional bastante complicado. De todos modos esto viene al asunto de que en Argentina no existe legalmente un ESRB o PEGI o alguien que catalogue los juegos. Los juegos a Argentina llegan con esas catalogaciones, pero no podemos tomar como válido una definición ajena a nuestro país. Digamos que sería ceder nuestra soberanía legislativa, es bastante complejo el asunto, y también entendiendo que crearlo como existe en el resto del mundo no lo podemos hacer nosotros, nosotros no podemos obligar por ley a catalogar algo. No podemos legislar para estos organismos.

 

Como segunda medida, si entendemos que tuvimos algunas dificultades, justamente por esta cuestión de edad, respecto a esos artículos. De todos modos yo transmití a las asociaciones cierta tranquilidad de que vamos a hacer alguna modificación a esos artículos, puntualmente el 3º y el 4º, fundamentalmente en lo referido a los géneros, vamos a abrir un poco el panorama en ese aspecto dejándolo  vía reglamentación. Esto es, determinado por el poder ejecutivo que va a ser quien va a establecer la entidad de aplicación. Esa entidad determinará los géneros o juegos que se consideren comprendidos en la ley según los parámetros que establecemos en la misma desde el congreso.

 

 

Respecto a la violencia, que también va a ser modificado y seremos un poco más específicos en cuanto a dónde queremos apuntar, de nuevo el estado va a ser quien tenga que determinar lo que se entiende como violento. No podemos pedirle a los legisladores que salgan a financiar o subsidiar una actividad, menos a determinadas edades, por matar policías en un juego ya sea de forma profesional o no. El estado no puede salir a financiar eso, más en un país que tiene una política de desarme bastante fuerte y que es una política de estado. Aquí el estado te financia si entregas armas que tienes en tu poder, por lo que financiar la posesión de armas, más allá de que sean virtuales, y más allá de que nos hayan planteado que la violencia virtual no está relacionada con la violencia física (hay posturas y estudios para uno y otro lado), no es posible. Y vuelvo a repetir que quien decide esto son personas de 50 años y la percepción que tienen es muy diferente y más en un país que en cuanto a lo militar y bélico tenemos un recelo social por nuestro pasado con golpes de estado y en la sociedad está muy latente. Salir a fomentar de forma indirecta en la juventud esas sensación latente en la sociedad es bastante complejo.

 

EB: En cualquier caso entendemos que lo presentado actualmente está sujeto a cambios y que es una propuesta de su partido, ¿esto está consensuado con otros partidos?

GJP: Por supuesto que está abierta a cambios, eso es seguro. Sobre lo que hagan el resto de partidos es aventurado saberlo, ya nos está costando lograr consenso en otros asuntos que son claves para el país. Sería inapropiado por mi parte decir que hay consenso sobre este tema, cuando hay una politización grande de todos los temas. Depende de muchos factores. Es difícil pero no imposible y trabajaremos para ello. Es un camino que recién empieza. En breve habrá la primera reunión entre asesores, después irá aun debate a una comisión, la primera de las tres y luego se darán más pasos. Lo que queremos es que el capital humano que podría llegar a ser profesional en el sector llegue a ello y no se pierda en el camino porque no hay medios para ello, hay que alimentar ese deseo y esa voluntad, nosotros esperamos que al igual que hemos tenido leyendas en nuestro país en fútbol y basket también tengamos nuevas leyendas y para ello hay que darles instrumentos.

 

EB: Nos ha llamado la atención que no se menciona nada respecto a la apuestas deportivas

GJP: Las apuestas de cualquier tipo están totalmente prohibidas en Argentina desde hace tiempo, es “indebatible”, no se puede admitir y por ello ni se trata en el proyecto.

 

EB: Muchas gracias Gabriel, queremos agradecerle el tiempo y el interés a pesar de las circunstancias por habernos atentido y esclarecido las dudas que teníamos.

GJP: Muchas gracias a ustedes y encantados de poder charlar con nuestro hermanos españoles.

ETIQUETAS NOTICIA:

respinosa@esportsbureau.com

15 años de experiencia en el sector de videojuegos y contenidos digitales. Apasionado de los eSports y de la evolución de los videojuegos a todos los niveles: cultural, modelos de negocios, tecnología....

Puntuar información

HAZ UN COMENTARIO