La temporada de verano empezó por todo lo alto con la primera superweek, que tuvo un crecimiento total del 254,24 % en horas visualizadas totales en todo el fin de semana. lLas cuatro primeras semanas de la temporada de verano han tenido 13.454.941 horas de visualización, una diferencia del 108 % respecto a los datos de 2019.  También se ha producido el mayor pico de visualizaciones de la historia de Europa, con 479.784 espectadores. En lo que llevamos de verano, el promedio de audiencia media por minuto (AMA), es decir, la media de personas que siguen la competición al mismo tiempo, ha crecido casi un 81 % en comparación con la primavera de 2019.

 

Además, parece que este verano más espectadores están disfrutando del contenido generado. El videoclip de On My Mind de Diplo ha alcanzado más de 1.102.300 visualizaciones en Twitter, YouTube e Instagram; y el vídeo promocional ha superado las 1.099.800 visualizaciones.

 

Las cifras tienen una doble importancia. Obviamente por los incrementos conseguidos (y aquí si que Riot se encarga de sacar pecho con valores que sabe que son positivos, no quizás como en anuncios anteriores, como el relacionado con la LLA y que ya comentamos en este medio), pero sobre todo porque ahora se producen sin un confinamiento a nivel Europa detrás (o al menos no con la crudeza vivida en meses anteriores), lo cual demuestra que los esports han sabido aprovechar esa oportunidad para fidelizar audiencia, al menos por el momento.