Home / Destacados  / BLAST PRO Series Madrid: Más luces que sombras para sentar unas bases sólidas para el futuro

BLAST PRO Series Madrid: Más luces que sombras para sentar unas bases sólidas para el futuro

Un magnífico espectáculo de esports acompañado por una gran producción y parte competitiva, pero un poco por debajo de lo esperado en audiencias y asistencia

BLAST PRO Series Madrid

La escena de CS:GO en España tenía este fin de semana una importante cita en Madrid para demostrar su estado de salud y mostrar al mundo entero que hay una apuesta firme por el título. Vamos a analizar cómo se ha desarrollado esta BLAST PRO Series Madrid y la importancia que pueda tener de cara al futuro.

 

Asistencia al evento

Lo primero que hay que hacer es hablar sin tapujos sobre la asistencia de público al evento. Acostumbrados como estamos en España a que los eventos de esports rocen siempre el lleno del aforo admitido, hay que decir que en esta ocasión no ha sido así. Durante la semana hemos podido ver multitud de acciones encaminadas a regalar entradas con tal de poder llenar aforo. Ha habido casos de gente que hasta se ha juntado con 4 entradas y ha devuelto la que tenía comprada. Como se suele decir, “te daban entradas hasta comprando un colacao”.

 

El porqué de esta situación no creemos que se deba a falta de interés por el torneo. Quizás la respuesta haya que buscarla en la saturación de eventos que había este mismo fin de semana en tan sólo un radio de 30 km. La verdad es que es para hacerse mirar que hayan tenido que coincidir tres eventos de importancia en un mismo fin de semana (BLAST, Virtual eSports LaLiga y University Esports) y precisamente lo tres en viernes y sábado en la misma ciudad, dejando el domingo totalmente colgado.

 

 

Ya es de sobra conocido el apretado calendario de los esports, con overbooking de torneos a nuestro parecer, pero sin duda esto ha podido afectar a la asistencia de público. No obstante, hay que decir que la cosa mejoró mucho del viernes al sábado, cosa que no deja de ser curiosa dado que era precisamente el viernes cuando se jugaba el Play In entre Vodafone Giants y Movistar Riders. En cualquier caso como decimos, y a falta de cifras oficiales, el sábado se logró una entrada aceptable.

 

Apoyo institucional pero falta de marcas

Otra de las cosas que nos ha sorprendido ha sido la falta de más marcas patrocinando el evento. Quitando a los patrocinadores globales del torneo, la parada de Madrid ha tenido tan sólo a Movistar y Mahou como patrocinadores. Por ejemplo, la parada inaugural de Sao Paulo tuvo a Sky, Red Bull, Ben & Jerry’s, Fallen Store y PC Cougar Gaming.

 

Quizás se nos han hecho un poco escasos (es cierto que por ejemplo Miami sólo tuvo a Burger King y GFUEL), pero alguna apuesta extra, como la ya anunciada para la parada de Los Angeles, donde intervendrá Asking Alexandria, podría haber atraído un poco más de público en esa pugna particular por liderar los eventos en la ciudad este fin de semana.

 

 

Si que nos ha gustado que el Ayto de Madrid estuviera presente en el acto. Aunque está claro que con unas elecciones en 2 semanas todo voto que se pueda arañar es valioso, lo cierto es que cumplieron con lo prometido y apoyaron el evento. Ahora solo queda pedirles que sigan apoyando a los esports de forma continuada. No ver lo que han conseguido éstos para la capital de Madrid este fin de semana, sería estar ciego.

 

Lo que manda, las audiencias

Y vamos con lo que manda, las audiencias. Guste más o menos, son a día de hoy la razón de ser de los esports y lo que dice sin trampa ni cartón si un evento ha funcionado o no.

 

Según los datos registrados por Esports Charts, la cita de BLAST PRO Series Madrid logró aglutinar a 94.000 espectadores de media con picos de 220.000 en la final entre Astralis y ENCE. Las dos paradas disputadas hasta ahora han tenido cifras un tanto mejores y prácticamente idénticas entre si. La parada inaugural de Sao Paulo logró 167.000 espectadores de media con picos de 297.000 y la parada de Miami una media de espectadores de también 167.000 y picos de 308.000.

 

Por lo tanto parece que la audiencia global (Twitch y Youtube) en la parada madrileña ha pinchado un poco. Pero veamos qué ha ocurrido con la audiencia de habla hispana. LVP retransmitió ambos días de la competición vía Twitch. Las cifras no varían mucho del viernes al sábado. El día inaugural tuvimos 2.500 espectadores de media con picos de 4.700 y el día de la final 3.600 de media con picos de 6.400. El torneo también fue retransmitido íntegramente por UBEAT, aunque desconocemos las cifras de esta plataforma.

 

Si que es cierto que ayer sábado se tuvieron 244.000 Unique Viewers como reza alguna nota de prensa, pero preferimos quedarnos con datos que a nuestro juicio dan más valor, como esa media de espectadores. De hecho, y ya que hemos hablado de lo que supone tener en un mismo fin de semana varios eventos a la vez, hay que recalcar que la retransmisión, también por parte de LVP, de la final de la Virtual LaLiga eSports por el mismo medio, Twitch, logró 5.000 espectadores de media, más que el torneo de CS:GO, lo cual es un dato MUY revelador…

 

Conclusiones

Buen comienzo de las BLAST PRO Series en nuestro país que esperamos ayude a la escena de CS:GO y sirva para volver a tener una nueva parada en futuras ocasiones. Las bases están sentadas. Apoyo institucional, una producción y puesta en escena de la que no hemos hablado pero que fue espectacular, como no se podía entender de otra manera y un espectáculo de esports que en la parte puramente competitiva deja muchas sorpresas, incluso lo que algunos empiezan a denominar el fin de la hegemonía de Astralis.

 

Sin embargo, las audiencias online y la asistencia presencial, han estado quizás un poco por debajo de lo esperado. Habrá que esperar a ver el resultado del resto de paradas para poner más en valor estas cifras, pero en cualquier caso, repetimos que se trata de una base sólida sobre la que construir a futuro una parada fija de las BLAST PRO Series.

ETIQUETAS NOTICIA:
Puntuar información

HAZ UN COMENTARIO