Home / Tecnología  / Shortcut, el teclado ergonómico para esports diseñado por el ex entrenador de Fnatic

Shortcut, el teclado ergonómico para esports diseñado por el ex entrenador de Fnatic

Con el auge de los esports tanto como profesión como pasatiempo, millones de jugadores se ven obligados a evaluar el impacto que el juego competitivo tiene en sus cuerpos. Horas de juego en exceso, tal y como lo requieren los circuitos profesionales, pueden causar daños

Con el auge de los esports tanto como profesión como pasatiempo, millones de jugadores se ven obligados a evaluar el impacto que el juego competitivo tiene en sus cuerpos. Horas de juego en exceso, tal y como lo requieren los circuitos profesionales, pueden causar daños permanentes a las muñecas y a la espalda en particular. Sin embargo, dada la relativa inmadurez del sector, aún no se han encontrado soluciones atractivas, y los jóvenes tienden a descartar el valor de las opciones saludables.

 

Para ello, el español Luis “Deilor” Sevilla, fundador de Shortcut, una empresa con sede en Valencia que busca revolucionar la escena del gaming, ha ideado una solución bastante interesante. Al tener en cuenta las consecuencias a largo plazo del posicionamiento de las manos y la postura, así como la velocidad y precisión de los movimientos, Sevilla ha diseñado, producido y testado  varios productos para un mercado cada vez más competitivo y demandante en este sentido. Su primer producto es Shortcut, un reemplazo para el teclado tradicional, pero Sevilla está pensando con visión a largo plazo y ya está investigando en otras verticales.

 

El Shortcut es un  teclado ergonómico completamente diferente a cualquier otro tipo de periférico similar  en forma, interfaz y funcionalidad. “Los teclados que utilizamos todos los días fueron diseñados hace 30 años para casos de uso completamente diferentes, con un diseño anticuado y con una configuración mecánica”, explica Sevilla. El producto se puede dividir para obtener más espacio para el ratón y tiene teclas ajustables, así como ajustes para sustituir a las teclas de función y ajustar la torsión asociada a la muñeca. Sevilla espera que estas características aumenten el rendimiento y la comodidad al mismo tiempo que se reduce el riesgo de lesiones por esfuerzo repetitivo. Sin embargo, la visión actual del Shortcut es simplemente el comienzo, ya que el proyecto se mantiene como código abierto y anima a los usuarios a crear y compartir sus propias macros y diseños.

 

El Shortcut no es el primer producto ergonómico para juegos en llegar al mercado, ya que diversos fabricantes han comprendido las dificultades que tiene el diseño del teclado tradicional. Empresas como Kinesis, Matias o incluso Microsoft han estado produciendo y vendiendo teclados ergonómicos, pero no han sido muy promocionados entre el sector de jugadores. Sevilla, por su trayectoria, parece una de las figuras adecuadas para hacerlo, a tenor de su experiencia entrenando equipos como Fnatic (en League of Legends) durante casi dos años hasta que renunció en agosto del año pasado . Trabajando estrechamente con jugadores de primer nivel, Sevilla ha podido  probar hipótesis cruciales para construir el Shortcut. “A lo largo de mi tiempo como entrenador vi a muchísimos  jugadores, como Rekkles y Febiven, preocupados por su salud y buscando medidas para reducir el impacto negativo de su estilo de vida”, relata Sevilla.

 

Aún así, el principal reto que Sevilla y su equipo tendrán que afrontar es la adquisición y retención de usuarios. Cambiar a un teclado nuevo con un diseño diferente y una funcionalidad alterada puede requerir varias semanas de entrenamiento, y los beneficios de salud a largo plazo son una recompensa un tanto abstracta. Los jugadores profesionales pueden estar abiertos a la innovación técnica pero rara vez pueden renunciar a un mes de entrenamiento intensivo, mientras que los jugadores ocasionales pueden no estar suficientemente comprometidos con el juego a largo plazo. Además, la mayoría de los jugadores son adolescentes que tienden a sentirse físicamente indestructibles y carecen de medios para comprar teclados ergonómicos. Sólo el tiempo dirá si Sevilla y su Shortcut podrán superar estos desafíos.

ETIQUETAS NOTICIA:
Puntuar información

HAZ UN COMENTARIO