Home / Articulos  / Opinión sobre evento “eSports & Marketing” en ESADE: Por fin vemos la evolución del sector

Opinión sobre evento “eSports & Marketing” en ESADE: Por fin vemos la evolución del sector

En este 2018 ya podemos asistir a conferencias y jornadas de nivel con un curioso hecho: ya son marcas no endémicas con casos de éxito las que defienden a la industria.

ESADE Esports Marketing

Hoy termina una novena edición de Gamergy, que en lo personal y profesional, sin duda alguna ha sido la mejor edición que he podido disfrutar. Y creo que no soy el único con esa opinión y no lo digo por temas como YT Battle Royale, que ha sido un éxito, ni por ser la edición con más juegos y premios de su historia, sino por que conozco el trabajo que hay detrás para llegar a este éxito, lo que se mueve detrás del espectáculo en el sector y que la mayoría de la gente no ve. Y de eso precisamente y de lo que propicia que tengamos un evento como este, es de lo que quiero hablar.

 

El sector está evolucionando y lo hace en todos los frentes. Esta última semana ha sido un no parar de anuncios de patrocinios a nivel nacional que demuestran el tremendo estado de salud del sector. Michelin entra al sector con una escudería española, Vodafone Giants se adentra en un nicho como el simracing, síntoma claro de que el género va a ir hacia arriba… Team Queso se asocia con Telepizza en lo que es el regreso de la compañía a los esports y una apuesta clara por los esports mobile, demostrando que siempre quisieron estar pero que hay que estar preparado para hacerlo… y Heretics suma otro patrocinador no endémico, KFC, demostrando la apuesta de las marcas.

 

De ESADE a Gamergy: Lo que hay detrás del espectáculo final

Las marcas y los patrocinios, esa dupla que mueve a día de hoy el sector. Y aquí es donde quería llegar. Este jueves tuve la oportunidad de asistir a la nueva conferencia que tuvo lugar en ESADE, “eSports & Marketing”, organizada junto a Play the Game y BDO, y que viene a ser una continuación de la eSmarcon que tuvo lugar en Madrid en enero de este mismo año, aunque sin ese nombre.

 

 

Ya en su momento comenté que aquella jornada me pareció un cambio de aires para el sector muy necesario, y ahora puedo afirmar que esta nueva edición ha constatado esa sensación. Una de las peticiones que le hacía a este año 2018 es que las jornadas sobre esports que tuvimos en 2017 evolucionaran. Recuerdo varias conferencias el año pasado donde me entraban serias dudas de que los asistentes que nunca habían oido hablar de esports saliesen de ellas con algo en claro. Temas muy superficiales, clásicas comparaciones con los deportes tradicionales, que sin un contexto creo que confundían más al oyente inexperto que otra cosa y en definitiva, unas conferencias a muy alto nivel  que entiendo que eran lo que tenían que ser en ese momento, pero que por lo tanto invitaban al cambio en este 2018.

 

Y creo que ese cambio está llegando. Y un ejemplo fue la mencionada conferencia de ESADE. Hubo muchos ponentes y hasta quien suscribe estas líneas fue invitado al evento, algo que desde aquí aprovecho para agradecer a Play the Game. Una conferencia bien estructurada, donde los ponentes no se quedaron a un alto nivel, sino que entraron en materia sobre marketing y deportes electrónicos. ¿Que ha cambiado para que ahora estas charlas si tengan un aliciente y los asistentes se puedan hacer una idea clara y real de los beneficios del sector?

 

Pues el propio sector. Donde antes se mencionaban tres marcas, las tres operadoras, en operaciones que parecían lejanas o inalcanzables para otro tipo de marcas, ahora vemos a marcas de todo tipo con casos reales. Se abre el espectro y eso llama aún más la atención. Donde antes se daban cifras sin sentido ahora se dan con contexto. Donde antes se hablaba de si los esports iban a ser deporte u olímpicos, ahora nos centramos en temas propio y no en banalidades (ni una mención en la conferencia, gracias a Dios). Nos preocupamos de nuestros propios temas porque son lo suficientemente importantes y llamativos como para dejarnos de comparaciones.

 

 

Pero sobre todo, han cambiado dos cosas que quiero destacar y que en esa conferencia se reflejaron muy claramente. A la conferencia de ESADE asistieron tanto marcas no endémicas que no han entrado aún en el sector, como marcas no endémicas que ya han entrado. Y lo que me más me gustó es el hecho de que cuando marcas como por ejemplo Pirelli expresaban su lógica incertidumbre ante los esports, ya no son los agentes internos los que tienen que hacerles ver la luz y el sinsentido de algunas de sus dudas… Ya son otras marcas las que rebaten esos argumentos con datos, con casos de éxito y demostrando que su estrategia en los esports les está dando grandes beneficios, y no sólo a nivel económico. Ya han paso por ese camino y sin duda eso va a atraer a nuevas marcas. Es el caso por ejemplo de San Miguel / Mahou, que con su estrategia junto a Team Heretics está logrando unos resultados excelentes. De hecho, vaya desde aquí mi más sincera enhorabuena a su división de marketing encargada de los esports por un excelente trabajo. Me encantó ver que las marcas que ya han entrado en la industria son ahora las que la defienden capa y espada. Tenemos aliados.

 

Esto supone un cambio muy importante en el sector. Y por si fuera poco, el segundo hecho que me gustaría destacar de este evento fue su último panel, hablando sobre nuevos modelos de negocio. El sector es autoconsciente de su crecimiento pero ya está mirando más allá. Hoy en día los patrocinios son los que sustentan la industria, pero ésta es consciente de que hay que evolucionar y buscar nuevas alternativas al actual modelo. Educación, inversión, profesionalización, nuevos modelos de negocio, expansión. Ya son nuevos temas que se empiezan a tratar y estoy convencido de que si 2018 está siendo el año de las conferencias de esports sobre marketing llegando al nivel que comento, 2019 va a ser el año de la búsqueda de nuevos modelos de negocio y nos va a sorprender.

 

 

Un sector de futuro que no ha hecho más que arrancar

Muchas veces no somos conscientes de lo que se nos viene encima porque estamos en el día a día que nos come. Esta semana, además del evento de ESADE, tuve la gran suerte de estar en una de las clases del curso de Esports Profesional que patrocina este medio, charlando con un gran profesional del sector y haciendo un ejercicio simple de abstracción, caí de nuevo en la cuenta de que estamos aún en los inicios de los esports. Nos queda un mundo por delante.

 

Los esports son un sector absolutamente apasionante, joven, con un futuro increíble, que te permite estar el jueves en una sala con profesionales de la industria intentado modelar y averiguar su futuro, devanarte los sesos para saber cómo hacer negocio en esta industria… y todo para conseguir llegar a los que viví tan sólo un día más tarde en Gamergy con YT Battle Royale y que es el fin último de los esports, la pasión, el espectáculo, la alegría, con los pelos de punta ante más de 2.400 personas que vibraban con una partida de Fotrnite.

 

 

Esa es la expresión última de este sector y por lo que todo merece la pena y por lo que hay que trabajar, por lo que los aficionados no ven pero por lo que los profesionales que estamos en esta industria tenemos que velar para que siga evolucionando. Estamos viviendo un momento dulce a muchos niveles en los esports y estoy seguro de hay cuerda para rato. Seguiremos trabajando, seguiremos esperando más jornadas como la de ESADE y haciendo que este sector siga creciendo.

ETIQUETAS NOTICIA:

respinosa@rafaelespinosa.es

15 años de experiencia en el sector de videojuegos y contenidos digitales. Apasionado de los eSports y de la evolución de los videojuegos a todos los niveles: cultural, modelos de negocios, tecnología....
Puntuar información
NO HAY COMENTARIOS

HAZ UN COMENTARIO