Home / Articulos  / Crónica del primer evento de los esports en el seno del Parlamento Europeo: Un primer paso esperanzador

Crónica del primer evento de los esports en el seno del Parlamento Europeo: Un primer paso esperanzador

[vc_row][vc_column][vc_column_text] Poco a poco, los esports van dando pasos grandes y con fuerza para lograr la madurez del sector. El evento al que asistimos hoy, el primero que se realiza de forma oficial en relación a

Poco a poco, los esports van dando pasos grandes y con fuerza para lograr la madurez del sector. El evento al que asistimos hoy, el primero que se realiza de forma oficial en relación a los esports en el Parlamento Europeo, “eSports in Europe: What policy response?”, marca un antes y un después del sector en la unión Europea y en lo que respecta a la futura regulación de los deportes electrónicos en el viejo continente.

 

Es de sobra conocido el miedo de muchos actores del sector a que una regulación estricta y sin conocimiento llegue a la industria, frenando su actual crecimiento y poniendo en vigor unas reglas de juego que debido al desconocimiento del mismo, pueden no tener nada que ver con él y trastocar este deporte / entretenimiento que muchos experimentamos a día de hoy. Pero no nos llamemos a engaño, todo llega en la vida, y más cuando se trata de un sector que está “armando tanto ruido”. La legislación y regulación del sector es inevitable y no por ello tiene que ser malo. Como comentaba con uno de los artífices de esta primera aparición de los esports en el Parlamento Europeo, Javier Peña Pérez, se trata de tener un marco regulatorio que defienda los intereses de todos y ponga un marco de actuación a los puntos débiles del sector, que los tiene, no de crear un marco estricto, una cárcel de reglas que surgen por desconocimiento a un sector o como via de atarlo y tenerlo vigilado cuando se desconoce su funcionamiento, máxime si se trata de un sector que va varios pasos por delante de las reglas actuales establecidas en cuanto a conceptos, modelos de negocio, tecnología y fenómeno social.

 

La buena noticia es que parece que este primer paso se ha dado en el sentido correcto, invitando a personas que tienen un peso y un reconocimiento en el sector para que expongan su punto de vista, lo que demandan y también lo que no demandan. Parece un buen punto de partida cuando todavía nos encontramos ante organizaciones internacionales que se niegan a escuchar al sector, creyendo que lo saben todo sobre él o peor aún despreciándolo con cierto aire de tabú. Gracias a la nueva generación de personas que está abanderando este sector, parece que no debería de ocurrir como en el pasado con sectores hermanos como el de los video juegos y a tenor de lo visto en este evento, podemos al menos estar un poco más esperanzados porque los mimbres que se están poniendo para la profesionalización del sector a nivel europeo parecen ir por buen camino. Es un comienzo.

Aspectos generales: Aciertos y desaciertos de los paneles

 

Pero vayamos al grano que es lo que interesa. En la cuenta de Twitter de eSports Bureau hemos seguido e informado sobre las ponencias en directo. ¿qué conclusiones podemos sacar? Varias, unas más positivas y otras menos.

 

Para empezar hablemos del público asistente. En torno a las 100 personas, número que no está nada mal para un primer evento, alrededor de la mitad, gente del sector y la otra mitad, parlamentarios. Aspectos positivos: mucha representación y presencia española; Gente de la LVP (Sergio Mesonero), Miguel Betancor, adalid de los esports en Canarias, gente de Mediapro. La verdad es que sin dejar que me pueda el sentimiento patriótico, se nota que España está muy bien posicionada en el sector a nivel europeo y es un referente.

Aspectos negativos comentados por varios asistentes: dos ausencias importantes en las ponencias. Personalmente he echado de menos la aparición de algún distribuidor de contenido (Twitch  o similar). Creo que tienen mucho que decir y que son una parte importante de la industria y que hay que mirar varios puntos de vista. En el reciente enfrentamiento entre Riot y H2K, las posición del equipo está muy clara, pero como siempre hay que ver la opinión de Riot y ver las diferentes perspectivas, y en este sentido, influye y mucho la posición de un canal de distribución que tiene prácticamente el monopolio como es Twitch. Y la otra gran ausencia, la de un publisher. Según nos comentan, Riot fue invitada al evento, pero hubo problemas y no pudo asistir…. Entiéndase por problemas que no le interesó asistir, no se concibe que una empresa como Riot no tenga a nadie que pueda hablar sobre la posición de ésta como publisher en los esports. Suena a que a Riot le importa bien poco el evento y en mi opinión es un error y una ocasión perdida, máxime con todo el revuelo que se está montando en torno a la EU LCS.

 

Por lo demás, una representación bastante interesante del espectro de actores de los esports, bastante bien elegidos y que sin duda ha dado un muy primer buen paso en la exposición del sector a la UE. De hecho, cabe también destacar que el nivel mostrado en las preguntas ha sido más alto de lo que suele ser habitual en este tipo de eventos, lo cual es una grata noticia ya que no hemos tenido que asistir al típico evento donde la gente pregunta si FIFA es un esports o no y este tipo de cuestiones.

Las dos preguntas claves: leyes y esports como deportes y el papel de los publishers.

 

La primera era sin duda la más esperada y no tardó en salir a la palestra varias veces. Se notaba que los moderadores de los paneles querían incidir en este aspecto.  Y es probable que la respuesta haya sorprendido a muchos, pero ha mostrado una gran seguridad y unanimidad por parte del sector: los esports NO necesitan ser reconocidos como deporte. Varios motivos para ello.

 

En primer lugar el marco regulatorio: Como bien explicaba Joaquin Muñoz, no hace falta crear leyes para proteger a un grupo de 60 jugadores profesionales (que se ganan la vida con los esports), caso de España. Esto no significa que no haya que protegerlos y el que no haya un marco regulatorio específico no significa que los esports estén operando alegalmente. Simplemente, indica que hay que esperar, que hay que ver más como se desarrollan, que todos en el sector coincidimos en que ese marco regulatorio es necesario pero que actualmente se puede regular con pequeñas modificaciones de las leyes ya existentes y esperar a ver y estudiar cual es realmente el marco regulatorio adecuado. De hecho, la respuesta honesta de Joaquin al final de su exposición es que no se sabe cual es el mejor modelo y no se puede dar a día de hoy una respuesta clara y unívoca.

¿Y su consideración como deporte?. Lo dicho, la industria se muestra tajante. No es necesario. Pero es más, aquí intervino Sergi Mesonero, de la LVP, con una exposición muy clara de los hechos, por lo menos a nivel nacional. En España los deportes están organizados a nivel legislativo por asociaciones sin ánimo de lucro, que van de abajo a arriba, de nivel regional, luego nacional y después internacional. Mientras que los esports son un deporte internacional de por sí, con organizaciones que buscan unos beneficios económicos (ligas, torneos, equipos), y que si tuvieran que adaptarse a la actual ley del deporte en España, supondría una involución para los esports de varios años. Más claro no se puede hablar, y aunque es el caso puntual de España, el consenso de la industria es el mismo, por unos motivos u otros.

 

El otro tema a tratar ha sido la importancia de resaltar la figura del publisher. Es la primera vez que se ve un panel tan profesional y que en un evento el mensaje queda tan claro. Los publishers tienen la PI de los juegos. Si mañana quiebran, deciden cambiar las reglas de los juegos etc, el resto de gente tiene que seguirles. Esta es otra de las diferencias fundamentales con los deportes tradicionales y una de las razones por las que a pesar del empeño en ser deportes, puede que nunca lleguen a serlo. El fútbol no va a desaparecer, pero por muy increíble que parezca, LoL DOTA 2, CS:GO, pueden desaparecer, bien por quiebra de las compañías o bien porque lleguen otros juegos, que llegarán, que nadie lo dude. La figura del publisher es crucial en los esports y una de las que más tiende a olvidarse en todos los eventos, de ahí que la ausencia de Riot haya sido tan notoria.

Conclusiones

 

Mucho mejores de lo que cabría esperar. No por el evento en si, que ya el haber podido organizarse por primera vez es un pequeño éxito, sino por la exposición de los participantes, el claro mensaje que la industria ha transmitido hoy a los políticos y el nivel mostrado en el evento.

 

Es sin lugar a dudas un primer paso, pequeño, pero que a buen seguro va a despertar mucho interés y que esperamos que tenga la continuidad apropiada. Hoy los esports han dado un paso importante y también la UE. Queda un larguísimo camino por recorrer, pero los mimbres parecen ser los adecuados. Veremos cómo evoluciona todo y estaremos aquí para contároslo.

ETIQUETAS NOTICIA:

respinosa@rafaelespinosa.es

15 años de experiencia en el sector de videojuegos y contenidos digitales. Apasionado de los eSports y de la evolución de los videojuegos a todos los niveles: cultural, modelos de negocios, tecnología....

Puntuar información

HAZ UN COMENTARIO